octubre 18, 2018

El amor rumbo a los 40

20057-03blog.jpeg

Una nueva mezcla compleja y llena de cosas por descubrir.

Una etapa llena de dolores profundos, de algunos descuentos forzosos, golpes de realidades pero también de nuevos despertares.

 

La temida crisis ¿una realidad?

 

Hace poco leí que el término “crisis de los 40” fue mencionado al rededor de 1957 por Elliott Jaques, un Psicoanalista canadiense, escritor y científico social que presentó su controversial investigación en Londres por aquellos años.

 

¿Por qué me atrapó este tipo de información? porque voy para allá y mi esposo y yo ya hemos sentido en la mente y el cuerpo (y en la gente que nos rodea en los mismos años) algunos síntomas de este socialmente mencionado “meridiano de la vida” y porque va muy bien con el tema del amor el día de hoy.

 

Nosotros:

Estamos festejando esta semana nuestro aniversario de casados número 6 y somos dos personas de más de 38 y 39, así que el amor y los 40 van como anillo al dedo como el que está en mi mano.

 

¿Será cierto la midlife crisis?

 

Porque la curiosidad mató al gato

 

Un documento me llevó a otro y así, a otros artículos que mencionaban este término entre algunos fragmentos de los análisis de este Doctor.

 

Él detectó en sus estudios con distintos tipos de personas que es una etapa donde ocurren varias interrogantes o experiencias; desde despertares religiosos, nueva búsqueda del sentido de la vida o lo opuesto: una alta carencia para disfrutar y entender el sentido de la vida a pesar de haber logrado ciertas cosas; preocupación extrema por la salud y en ciertos casos, también por la apariencia exterior.

 

—Porque me doy cuenta que me estoy haciendo vieja y va bien que le de clic al anuncio de la crema milagrosa aunque en el fondo sé que no es cierto, porque está bien chavoruquear un rato, ponerte los lentes de moda y afirmar constantemente que estás “muy bien para tu edad” o empezar hacer comparaciones como “yo no me veo así ¿verdad?”—

 

 

La pijama de madera

 

Al parecer, lo anterior tiene mucho que ver con que el tiempo ya no lo vemos únicamente en lo transcurrido de vida -de nacimiento a hoy- sino el que te queda de aquí para el fin, ósea el día que te pongan tu pijama de madera-

 

 

Nosotros:

Pero… “Si nos dejan, nos vamos a querer toda la vida” (Esta va para ti Alonso, con dedicatoria porque hoy estamos de festejo).

 

52054-blogoct.jpeg 

 

La confrontación

 

Después caí en otros rollos psicológicos y antropológicos de que si es una mentira, que no a todos les da, que es una construcción social, que es un rollo biológico y que esa búsqueda existencial de sentido de vida se fue construyendo sólo en ciertas clases sociales.

 

Al parecer es una etapa de confrontación donde algunos hombres están deprimidos, cansados, (pero no lo notan o no se dice), están cuestionándose si realmente han logrado lo que pensaban y si todavía lo van a lograr (capacidad), además de los clichés de adquirir cosas nuevas o incluso hasta parejas nuevas para rectificar su virilidad y juventud.

 

Algunas mujeres andan también en depresión o al revés, están rebelándose con explosiva energía para entender de nuevo quién son; que si el reloj biológico, el miedo a la menopausia, que si los cambios físicos las alejan o bien, están más “sueltas que la primavera” dejando atrás la consigna de un rol que deben de cumplir y hacer muy bien 

 

-En mi opinión eso de los roles es todo un tema, porque la mujer no es la única que se los carga, también el hombre; los dos somos distintos pero también creo que para ambos es cansado el peso de "tener que ser"-

 

Muchos en el amor de pareja truenan, se acercan más o andan caminando como los zombies de walking dead; otros aseguran que no están pasando por ninguna etapa porque están en friega y la rutina los tiene completamente secuestrados, van liberando síntomas poco a poco, o bien un día sale tremendo trancazo en una sóla exhibición.

 

Por otro lado, es una etapa que bien efocada es muy productiva y con una amplia sensación de rebeldía positiva, hay más tiempo para completar esas partes olvidadas, aceptar las que siempre dolerán -porque ya no hay nadie a quién culpar- y con suerte, es un excelente momento para descubrir alguna nueva pasión en la vida.

 

Nosotros:

Uno de los principales síntomas ha sido lo físico; ya nos cansamos más rápido.

Ya no hacemos igual los viajes sin parar de sol a sol, ya no nos recuperamos igual de las fiestas y estamos notando ya cambios físicos y hasta de salud…. o a veces los cambios del “alma” chance son los que confundimos con algún patatús físico.

Hay días que nos sentimos increíblemente jóvenes y otros como “viejos mañosos” intolerantes.

Pero de pronto Alonso… debo confesar que te pusiste más guapo.

 

Si te agarró chueco la vez pasada, (puede ser una etapa sensible)

 

¿Será verdad?, ¿Será mentira? yo creo que la crisis de los 40 te agarra de intensidad depende cómo estés parado y depende cómo hayas sobrevivido - vivido - otras etapas, al igual de cómo y en qué calidad asumiste tu responsabilidad en cada una.

 

Aunque no es una garantía, porque lo que te sirvió hace 10 años ahora parece estar totalmente caducado, pero quiero creer que tener el hábito de cuestionarse y escucharse puede ayudarte para resistir la revolcada de esta ola o ignorarla de muertito.

 

El problema es complejo cuando se decide no ver y no entender que el responsable es uno con lo que es y hace, y no se trata de transferirle al otro mi decepción o suerte para hacerlo responsable de mis carencias.

 

Nosotros:

Hace unos días de viaje por Valladolid volvimos a un restaurante típico y cómo exactamente hace un año pedimos un sikil pak (Una especie de salsa maya deliciosa para bontanear que tengo de receta aquí); teníamos todas las expectativas desde la carretera porque todo parecía estar alineado a repetir esa magia de la primera vez, del primer totopo en tu boca seguido del trago de cerveza fría. Después de un ligero análisis repitiendo la experiencia, no sabíamos si la preparación cambió, ¿será la mano que lo preparó? o simplemente todo estaba bien, pero ese día nosotros estábamos distintos.

A veces esta etapa se mezcla con la medición que teníamos en otras etapas y poco a poco caen los golpes de realidad que te hacen ver que muchas cosas ya no las tienes pero es una oportunidad para encontrar nuevas. 

Nosotros a veces somos muy felices con poco, luego volvemos a querer más, luego ya no sabemos; vamos y venimos ajustándonos a estos casi 40 años. 

 78255-02blog.jpeg

 

Alonso: ¿Te acuerdas de cómo nos metimos a preparar nuestra boda? ¿Te acuerdas el día que me pediste matrimonio? pusimos todo lo que teníamos y éramos cada uno.

No salimos de casa de papás, ya estábamos afuera para unir lo que cada uno tenía y había logrado para ofrecer al otro una nueva historia.

Hasta la batería de cocina que tenías nueva en tu Depa la pusiste junto con un par de purés de tomate y una sopa de pasta que no habías usado- Literal, llegamos con todo, nos elegimos y como buena etapa de principiantes, nos idealizamos lo suficientemente buenos para aventarnos el baile, algunas veces uno quería hacer paso doble y el otro ritmos latinos; con que siempre tengamos ganas de bailar, estaremos bien.

 

  10674-matrimonio.jpeg

 

Como lavadora moderna

 

Rumbo a los 40, hay esos días en que tomas lo que hay…

 

Porque hay unas etapas que te vuelves como “roomie” donde el cansancio, el estrés y la rutina se alimentan de la confianza y te secuestran llevándote al simple acto de cohexistir en el mismo espacio haciendo lo mismo una y otra vez.

 

A veces cuesta trabajo, voltearse a ver y decir: ándale, hoy es nuestra noche.

 

Rumbo a los 40 en el juego de la seducción uno ya no se enciende como licuadora de dos pasos: encendido y apagado. Es más parecido a una moderna lavadora: necesitas la del último avance tecnológico, la que separa la pelusa y consta con 15 ciclos de lavado a veces delicado o muy sucio, depende la carga de la semana.

 

Los requisitos para que funcione ya no son los mismos, es como esas políticas de letra chica que no leemos pero siempre damos “aceptar”, con el tiempo nos vamos haciendo bolas con los “nuevos detalles de funcionamiento, actualizaciones o cambios en el sistema”.

 

La seducción es más compleja y son más pasos que no habías usado, pero pueden ayudarte a descubrir nuevas cosas.

 

Hay maneras

 

Hay muchas maneras de avanzar hacia los 40, con entusiasmo o con resignación; con re invenciones profesionales y personales, con flamantes maternidades y negocios, con cuerpos nuevos o hasta con encuentros espirituales del cuarto tipo…. es que hoy en día parece que te puedes re encontrar la vida hasta con un té matcha con espuma de la tercera nube y flotante de masa madre que se contactará con tu ser decretando paz interior, es que en esta etapa todos estamos buscando lo que nos haga sentir bien.

 

Estamos siempre persiguiendo algo y cuando lo logras, ¡pum! te falta otra cosa más.

 

En esta etapa muchos hacen cambios muy raros o muy necesarios.

 

Hay unos que están con la misma pareja, otros no, otros solos y bien, otros solos y mal; los que cambiaron de rumbo, los que se los tragó la tierra, los que alimentan la nostalgia, los que son constantes con su forma de ver la vida, los que no; los que aprovechan el impulso y ganas de entrar a otra segunda mitad de la vida y los que aparentan que no tiene importancia mientras andan perdidos sin rumbo.

 

Nosotros:

Alonso: somos apasionados, intensos, tercos, difíciles, sensibles y curiosos. No vamos a cambiar, ya salimos con esos colores de agencia, ya tenemos nuestras “maneras”; al pasar de los años lo bueno se hace grande… y lo malo también.

Pero es que no hay manera perfecta más que recordar que el amor que nos tenemos es una parte de lo que nos mueve, la otra a esta altura de la vida, creo que es la importancia que le damos al mundo interno de cada uno, no sé qué tan bien o mal lo hacemos pero me queda claro que intentamos con ganas; y es que a esta altura eres el que eres y no el que yo quiero que seas, soy la que soy y no la que tú quieres que sea; cuando juntamos lo bueno de los dos ahí sucede lo queremos, ahí recuperamos, ahí hacemos el conteo de daños, ahí renacemos.

No es algo de un día, es nuestra construcción acumulada que nos recuerda que somos personas comunes con ganas de ser felices.

14966-blog-oct-foto.jpeg

 

 

La cubeta

 

Rumbo a los 40 ya no se crean fantasías ni imaginarios fantásticos como a los veintes, pero lo que hay, todavía llega a confrontarse de vez en cuando con las expectativas que muchas veces ya no son de la pareja sino de uno mismo que trae llena su cubetita y anda paseándose con ella preguntándose a esta altura de la vida:

 

¿Qué sigue?

 

Y por error piensas que lo que sigue es pasar tu cubeta, que otro la cargue o arrojársela al otro en medio de caótica trifulca con frustrantes reclamos de relámpagos y serpientes incluidas.

 

Es un micro segundo que se te olvida todo lo leído, el ejercicio de mindfulness, el detalle del mes pasado (porque claro, fue hace un mes y no esta mañana -porque nuestro cerebro goza analizando lo que no hay); y se te olvida que no eres la única lidiando batallas.

 

Nosotros:

No somos los mismos, hay cosas que ya a esta edad no les damos importancia y otras cobraron toda la atención.

 

Hace unos días hablábamos de cuando uno quiere huir dejando todo, al final se lleva consigo lo malo a donde sea.

 

Alonso me decía:

 

“Definitivamente antes de salir corriendo debes de intentar arreglarte donde estás, si no te llevas lo podrido que tengas a donde sea. Es como esas veces que sales del baño con un largo papel del baño pegado al zapato, a donde vayas te lo llevas a todos lados; si estás mal aquí (y no lo quieres ver) estás mal en todos lados”

 86110-04blog.jpeg

Con todo al mismo tiempo.

 

Rumbo a los 40 amas lo nuevo y te acuerdas de lo viejo, amas lo que todavía falta por descubrir en ti y en el otro para poder estar viendo hacia el futuro con otros ojos y desde nuevas perspectivas.

 

Descubres nuevas habilidades para aprender cómo amar con muchos nuevos términos; a veces en silencio, a veces de la mano, a veces con un grito sin paciencia o con el arrepentimiento de algo que no se debió de decir; aveces así, con todo al mismo tiempo.

 

Agarras parejo porque sabes que los dos tienen cambios pero en el fondo la raíz es la misma, sólo que ese día (o esa temporada) necesita doble dosis de agua.

 

Amas cuando puedes resolver un conflicto porque en el fondo sabes que los dos están librando sus batallas, están a la mitad de la montaña a veces cansados pero también viendo con ganas lo que falta, pero sin hacerse los desentendidos de lo que ya recorrieron, no siempre bueno, no siempre fácil, pero lo hicieron.

 

Porque al entender que el responsable soy yo con lo que soy y hago y no es transferirle al otro mi decepción, mi destino o mis carencias para hacerlo responsable -de mi cubeta- al intentar tomar responsabilidad, ahí amas con todo lo que tienes.

 

 17446-01blog.jpeg

 

 

Nosotros:

Alonso: Hace unos días no sabía cómo acabar este artículo y me acordé de lo que me dijiste del  aguacate, hablamos que a veces se oxida y hay que quitarle las partes negras que va agarrando en el día, pero no significa que todo esté malo, es lo de “afuerita” lo que más se ve pero que con cuidado se quita y está re bueno en el interior; eso es lo que cuenta.

 

Ha sido una etapa dura pero de muchos descubrimientos que hemos hecho. De apoyo y porras en nuestros proyectos, de ganas, de creación, de muchas dudas para el futuro que hacen que se nos suba el azúcar y de incontables juegos durante seis años para que te adivine la canción y el álbum que vamos escuchando en el carro que sabemos bien que nunca le atinaré, pero de todos modos me gusta jugarlo porque tú no pierdes la esperanza.

 

Tenemos seis años de novios y seis años de casados, no tenemos certezas ni todas las respuestas de esta etapa de vida, tenemos ganas, tenemos amor, cuidados, espacios, tenemos curiosidad; tenemos historias que nos conectan y hemos convertido su significado entendiendo de dónde venimos y porque somos los que somos… ahí aprendemos, nos despertamos, ahí sentimos y después nos entregamos.

 

Tenemos como todo el mundo la posibilidad de aprender y disfrutar de la vida jugando con ella.

 

Muchas largas líneas atrás decía como la canción “Si nos dejan”, la cambio a  “Si queremos, nos vamos a querer toda la vida”

Te amo. Feliz aniversario.